Acusados por el crimen de Claudio Godoy cumplirán prisión preventiva en cárceles distintas

Ambos imputados cumplirán 32 días de prisión preventiva mientras se termina la recolección de pruebas. Lo harán en cárceles distintas para preservar su integridad física. Uno la cumplirá en la Unidad Penal Nº 7 de Gualeguay, en tanto que le otro lo hará en la Nº 1 de Paraná.

El juez de Garantías Mauricio Mayer resolvió ayer hacer lugar a los acuerdos alcanzados entre el fiscal y los defensores y dictó la prisión preventiva por 32 días para Franco Almada, de 22 años, y Jonathan Sánchez, de 27, acusados del crimen de Claudio Godoy, ocurrido entre las 23.30 del 31 de julio y las primeras horas del 1º de agosto, en Paraná. Cumplirán la medida en cárceles diferentes para garantizar su seguridad.

Franco Almada y Jonathan Sánchez, imputados por el crimen de Claudio Godoy, ocurrido entre las 23.30 del lunes 31 de julio y las primeras horas del martes 1º de agosto, pasarán los siguientes 32 días detenidos con prisión preventiva. Si bien, como se reconoció en las dos audiencias de solicitud de medidas de coerción, el hecho en sí no reviste complejidad, sí las presentan las conflictivas relaciones que habrían motivado el violento crimen. Por estas circunstancias es que el juez de Garantías Nº 4, Mauricio Mayer, resolvió, tal como fue solicitado en los acuerdos alcanzados entre el fiscal Santiago Brugo y los defensores públicos, Jorge Sueldo, por Almada, y Jorge Balbuena, por Sánchez, que el primero cumpla la medida en la Unidad Penal Nº 7, en Gualeguay; mientras que el segundo la cumplirá en la Unidad Penal Nº 1 de Paraná. La decisión se adoptó para asegurar la vida y salud de los imputados. 

La primera audiencia se realizó a las 11, cuando se resolvió la situación de Almada. Brugo y Sueldo presentaron el acuerdo y el juez encontró razonable el pedido. En este sentido tuvo en cuenta que el imputado se presentó espontáneamente ante la Justicia. Así, se supo que Almada se comunicó con la defensora pública Emiliana Cozzi, con quien transita un proceso acusado del delito de Robo agravado por el uso de arma de fuego cuya aptitud para el disparo no pudo ser acreditada. La defensora puso en conocimiento de la situación a sus colegas de turno, quienes el miércoles lo acompañaron a Fiscalía, donde quedó detenido. Si bien esta circunstancia operó a favor de Almada, de quien no se duda que no intentará eludir el accionar de la Justicia, no operó de la misma forma la violencia del hecho que se le atribuye ni las pruebas que falta producir, en especial algunas testimoniales. Entre las circunstancias a resguardar hasta el juicio, está la seguridad y tranquilidad de varios testigos. Así, se supo que cuatro sostuvieron que escucharon de boca de Almada atribuirse la autoría del hecho.

La segunda audiencia se celebró a las 12.30. Allí, Brugo y Balbuena presentaron el acuerdo ante el juez, por el mismo hecho. En este caso, Mayer tuvo en cuenta que Sánchez no se presentó voluntariamente ante la Justicia. El sospechoso fue detenido en el contexto de las investigaciones que se realizaron apenas se descubrió el cadáver de Godoy, que estaba semienterrado, cubierto por un colchón, en la vera del arroyo Antoñico, que corresponde al barrio Libertad. Los cuatro testigos que declararon que Almada se atribuyó el hecho también señalaron que vinculó a Sánchez con el crimen. Esta situación, sumada a que la causa está en plena etapa de producción de pruebas, se espera los análisis de ropa que fue secuestrada en la casa de Sánchez y presenta rastros hemáticos, ameritó la medida de coerción.

Evaluación

 

Mayer también dispuso que de ser necesario, Almada, tras ser evaluado por el Cuerpo Médico Forense de Tribunales, sea trasladado al Hospital Escuela de Salud Mental, para su “evaluación y estabilización”, puesto que la psicóloga que lo entrevistó le notó síntomas vinculados al síndrome de abstinencia. Ambos imputados reconocieron ser consumidores de alcohol y estupefacientes.