Sentencia: “Wagner fue quien secuestró, violó y mató a Micaela”

Sebastián Wagner fue condenado como único autor del secuestro, violación y femicidio de Micaela García, que fue hallada sin vida el 8 de abril en un baldío en Gualeguay. Néstor Pavón, patrón de Wagner, fue condenado por encubrimiento agravado, y Gabriel Otero, hijastro de Wagner, fue absuelto.

El Tribunal Oral 4 de Gualeguay condenó hoy, en primera instancia, a Sebastián Wagner a la pena de prisión perpetua por el femicidio de Micaela García. Los jueces María Angélica Pivas, Roberto Cadenas y Darío Crespo consideraron que Wagner, que no estuvo presente en la lectura de la sentencia, fue el único autor del crimen de la joven estudiante de Educación Física, que tenía 21 años el 1 de abril cuando fue secuestrada por el ahora condenado. Tras siete días de intensa búsqueda, la joven fue hallada sin vida en un descampado de la localidad de Gualeguay, de donde era oriunda. Wagner gozaba del beneficio de la libertad condicional al momento del hecho y tenía antecedentes por abuso sexual.

Sin dudas

"A este tribunal no le quedan dudas de que Wagner fue quien secuestró, violó y mató de propia mano a Micaela Garcia", afirmaron los jueces, que además decidieron condenar a Néstor Pavón a la pena de 5 años por el delito de Encubrimiento agravado. En el mismo acto, resolvieron absolver por el beneficio de la duda a Gabriel Otero, quien recuperó la libertad. Tanto Wagner como Pavón continuarán privados de la libertad hasta que el fallo quede firme en función de que le Tribunal resolvió prorrogar la prisión preventiva que pesa sobre ambos codenados.

Pruebas

Los jueces destacaron que “se demostró, además, que el auto de Wagner estuvo en el lugar donde fue atacada Micaela por aproximadamente diez minutos y que luego de ello, siendo las 5:26, el imputado se alejó del lugar y se dirigió a una zona próxima a la planta de reciclado, donde permaneció por aproximadamente unos 35 minutos", confirmó el tribunal la participación de Wagner en el crimen. Para el Tribunal “quedó probado fehacientemente que Sebastián Wagner abusó sexualmente de Micaela García con acceso carnal y luego procedió a asfixiarla con alevosía para lograr su impunidad y en un contexto de violencia de género".

Encubridor

Respecto de Pavón, sostuvieron que "no existen elementos probatorios que acrediten su participación en los hechos", aunque sí entendieron que ayudó a Wagner a encubrir el femicidio, por lo que lo condenaron por el delito de Encubrimiento agravado. En sentido contrario, entendieron que Otero, hijastro de Wagner, fue absuelto por el beneficio de la duda. Así, los jueces hicieron lugar al pedido de los fiscales Ignacio Telenta y Dardo Tórtul, que en los alegatos se expidieron por la absolución del joven por el beneficio de la duda.

Recorrido

El fallo se conoció hoy después de tres semanas de audiencias, en las que declararon 50 testigos. Micaela García tenía 21 años, estudiaba Educación Física y militaba en una organización social. El sábado 1º de abril había ido a bailar al boliche King, de esa localidad. Esa madrugada, cuando se fue del boliche antes que sus amigas, fue la última vez que se la vio con vida. El cuerpo sin vida de la joven fue encontrado en una zona de malezas a la vera de un camino rural, a la altura de la estancia Seis Robles, en las afueras de Gualeguay. A unos kilómetros de allí, en un lugar denominado Sección Chacras, la policía había encontrado algunas pertenencias de la joven, entre ellos su pantalón, sus sandalias y sus llaves.

 

En la sentencia, el Tribunal señaló que Wagner “tras abandonar la zona próxima a la planta de reciclado, con la víctima a bordo del vehículo, tomó por la Ruta 12 hacia el norte de la ciudad y aproximadamente a las 7 circuló en su vehículo en sentido contrario, para luego, unos 20 minutos después, volver a circular hacia el norte de la ciudad hacia la zona de Primera Sección Chacras, a unos 600 metros al este de la Ruta 12”, continuó la lectura de la sentencia con la descripción del camino realizado por el acusado a bordo de un Renault 18 Break.

El tribunal consideró probado que “durante el trayecto” Wagner “procedió a abusar sexualmente de Micaela García”, con acceso carnal, y “a quitarle la vida de manera alevosa por cómo había reducido a la víctima, comprimiéndole el cuello de manera mecánica hasta asfixiarla, en un evidente contexto de violencia de género y con la única intención de lograr su impunidad”.

Foto: Internet