Un menor inimputable se hizo cargo de la muerte atribuida a una joven

WMF, que actualmente tiene 18 años pero tenía 15 al momento del hecho, dijo ayer que fue el autor del disparo que terminó con la vida de Emanuel Pérez. El joven, que hizo un relato preocupante de la naturalización del uso de armas, sostuvo que fue un accidente cuando quiso devolverle una broma.

WMF, que actualmente tiene 18 años pero tenía 15 al momento del hecho, dijo ayer que fue el autor del disparo que terminó con la vida de Emanuel Pérez. El joven, que hizo un relato preocupante de la naturalización del uso de armas, sostuvo que fue un accidente involuntario cuando quiso devolverle una broma a la víctima.

 

Romina Pamela Siegfried, que tenía 26 años al momento del hecho, volvió a sostener ayer su inocencia respecto de las circunstancias en que quien era su pareja y padre de su hijo bebé, Emanuel Pérez, perdió la vida por un disparo de arma de fuego. Al relato de la imputada se sumó el de WMF, que actualmente tiene 18 años pero tenía 15 el 9 de septiembre de 2014, cuando Pérez recibió el disparo mortal en una casa de calle Zavalía al 1.700 de Paraná, en horas del mediodía. WMF se hizo cargo del disparo, pero aseguró que fue accidental.

Del relato de la imputada y el testigo, surgieron datos preocupantes respecto de la naturalización del uso y manipulación de armas de fuego por parte de jóvenes en los barrios de Paraná. En este sentido, ambos sostuvieron que la noche anterior al hecho y hasta la madrugada de aquel 9 de noviembre, la víctima y el menor, junto a al menos tres personas más, estuvieron “jugando” con armas de fuego y realizando disparos al aire. También surgió que portaban armas porque tenías conflictos con personas de barrio Municipal, específicamente señalaron a la familia Abasto. Incluso otra testigo, Estela Susana Flores, madre de la imputada y abuela de WMF, recordó que un hijo suyo murió baleado por integrantes de la familia Abasto, hecho por el cual uno de estos fue condenado.

Siegfried volvió a relatar lo que viene sosteniendo desde el inicio de la causa. Así, manifestó que “todo esto fue un accidente, yo no lo maté a él, teníamos una familia, nuestra casa” y añadió que “a W se le escapó el disparo, no lo quiso matar, eran muy amigos, compartían muchas cosas, jugaban mucho con las armas, tomaban mate y alcohol juntos y se drogaban juntos. Estaban todo el día juntos”. La joven, visiblemente acongojada, recordó que aquel día “Emanuel le apuntó a W con el arma (una escopeta que luego guardó debajo del colchón de la cama matrimonial)” y añadió que W, tras el deceso de Pérez, le pidió perdón y le insistía en que “no lo quise hacer”.

WMF realizó un relato similar al de Siegfried, aunque dio precisiones del momento del disparo que aquella no pudo observar porque no estaba en el cuarto donde ocurrió. El joven relató que cuando llegó a la casa de Pérez, éste le hizo una broma al apoyarle el caño del arma en la nuca. Segundos después, cuando Pérez estaba guardando el arma debajo del colchón el joven quiso hacer lo mismo y le apoyó el revólver calibre 32 que llevaba en la cintura, en la espalda, cuando se le disparó el arma. A modo de explicación dijo que el tambor tenía tres balas de las seis que puede recibir, y accionó el arma sin advertir que una estaba en el alma del cañón. Respecto a esta situación manifestó: “Ni yo lo podía creer”.

Reconstrucción

 

Griselda Flores, hermana de la imputada y madre de WMF, recordó que a pedido de sus abogados hizo gestiones para recuperar el arma homicida y entregarla a la Justicia. Sostuvo que su hijo le dijo que él fue el autor del disparo y que fue un accidente. Hoy al mediodía se realizará la reconstrucción del hecho, cuando el Tribunal integrado por Rafael Cotorruelo, Elvio Garzón y José María Chemez, y las partes, representadas por los defensores Leonardo Kunzi y José Iparraguirre; la fiscal coordinadora Matilde Federik; y el querellante Javier Aiani, podrán realizar más preguntas para tratar de reconstruir las circunstancias del hecho ocurrido en una pequeña habitación de una humilde vivienda.